img#wpstats{display:none}

Día a día en nuestras actividades requerimos de sustancias peligrosas que deben ser tratadas con procedimientos especiales que eviten la ocurrencia de accidentes, una de estas sustancias es el gas que utilizamos como combustible. Para prevenir el daño debe reducirse el riesgo al máximo por lo que existen códigos y regulaciones nacionales e internacionales que permiten el diseño y operación de gasoductos e instalaciones más seguras y la estimación del riesgo para la seguridad pública. 

abb5ee448e8d716e1cb0d4c140974442

Las organizaciones que realizan las actividades de Transporte por Ductos de Gas Natural, Etano y Gas Natural Asociado al carbón Mineral deben ajustarse a estos procedimientos ya sea por que son obligados por la legislación buscan disminuir su riesgo. 

Uno de estos procedimientos busca clasificar el largo del ducto de acuerdo con las características del área donde se encuentra ubicado. Al tratarse de un ducto, dichas características pueden cambiar a lo largo de trayecto por lo que debe evaluarse en secciones conocidas en la metodología como “áreas unitarias”. Este concepto es definido por la legislación en la NOM-007-ASEA-2016 (numeral 4.3) como una porción de terreno que teniendo como eje longitudinal la tubería de gas, mide 1600 metros de largo por 400 metros de ancho. La determinación de las clases de localización basada en la actividad humana consiste en evaluar el grado de exposición del Ducto a daños y por consiguiente a la seguridad y protección de las personas, el medio ambiente y las Instalaciones. Cada una de estas áreas es evaluada de acuerdo con los criterios descritos en la norma. Realizar correctamente esta evaluación es de carácter obligatorio a nivel nacional y repercute en varios parámetros operacionales como la presión máxima de operación permisible. 

Una metodología realiza esta evaluación asignando una clase localización por área unitaria, es decir en un tramo de tubería de 1600 m, mientras otra metodología asigna la clase de localización en secciones mas pequeñas que aumentan la precisión y que consideran la densidad poblacional y las viviendas habitadas. Obtener y actualizarla información necesaria para este proceso no es una tarea fácil pero existen diferentes tecnologías y datos que permiten realizarlo, hablaremos de ellos en una próxima entrada de blog. 

Te puede interesar  Tableros Operacionales GIS ¿Los conoces?

Puedes leer más de este tema tan importante en el siguiente link, en donde encontrarás más información y entradas referentes a ello. Contáctanos para recibir una asesoría personalizada de parte de nuestros técnicos expertos y así implementar este tipo de herramientas en tu organización.